Sobre «La lista de tareas de mi profe Jose»

Foto de Carlos J. Olmedo

Por norma general, los libros son especiales todos, sin distinción. ¿El motivo? Sencillo, porque todos y cada uno de ellos son recipientes físicos de los sueños de un ser humano. Algunas de las ilusiones y las aspiraciones más importantes de su vida. Por ese motivo la labor y la responsabilidad del editor es tan inmensa, porque decide ser el barco que porte los sueños de esos maravillosos seres humanos. 

Sin embargo, aunque pueda parecer que todos los sueños por el mero hecho de serlos son igual de importantes no es así, algunos de estos libros llevan detrás una ilusión tan enorme que, simplemente, el que se haya conseguido convertir en realidad de manera palpable provoca que se transforme en un chute de adrenalina y alegría sin parangón. Y en esas se encuentra el libro de Carlos J. Olmedo, La lista de tareas de mi profe Jose, una obra chiquitita en cuanto a número de páginas, pero descomunal en ilusiones vertidas, pues, aparte de la ficción, el autor ha decidido hacer partícipes a las personas que más peso tienen en su vida: su familia. Y, si eso os parece poco, además habla y muestra el lugar que más le gusta en el mundo, del que se siente parte y en donde ha enraizado para disfrute de sus sentidos. Porque, de eso no nos cabe duda a nadie, vivir en tu lugar favorito es sinónimo de satisfacción personal.

"La lista de tareas de mi profe Jose" ya  al venta

El tesoro de Carlos J. Olmedo

Así que Carlos puso en nuestras manos un tesoro, uno de los más preciados, para que le diésemos forma y vida. Lo hizo con tanta ilusión que entendimos al instante que este era uno de esos inmensos retos para los editores que entienden este trabajo como lo entendemos nosotros, porque si algo hay que mimar, eso son los sueños prestados. Y Carlos es de esas personas que hace que no se te olvide. No por nada en especial, es simplemente la energía que desprende su voz, con eso ya es suficiente para incitarte a dar el 150% e intentar conseguir que se sienta satisfecho con el resultado final. Y no es un camino fácil, porque los autores no son conocedores de la parte técnica de un libro, de lo que es posible y de lo que no, lo cual puede convertirse en problemas insalvables en algunos casos, pues la imaginación es infinita y la realidad tiene fronteras. Así que, cuando por necesidades técnicas tienes que acotar esa imaginación desbordada también hay que ser muy claro y muy conciso en los porqués, así como una gran dosis de honestidad. Porque si por agradar vendes algo que no puedes cumplir al final siempre llega el momento en que tiene que salir la realidad y la decepción que conlleva dicha realidad será mucho mayor. Las cosas claras y el trabajo bien hecho. 

De este modo, de entre innumerables correos cruzados para elegir las imágenes adecuadas, brotó un libro que soltó los engranajes de un mecanismo que echó a andar y que lo llevará de la manó de su autor a muchísimas personas que podrán descubrir lo que un día surgió como una idea ilusionante y que hoy ya es una realidad emocionante. 

Estamos seguros que esta experiencia será única para el autor y su familia, porque cuando un libro está cargado de sueños consigue que el resto también sueñe con él.

Hazte con La lista de tareas de mi profe Jose

DISPONIBLE EN PAPEL:

Botón Podibooks con enlace a "Me respiré lo bueno del mundo" de Amalio González

DISPONIBLE EN EBOOK:

Carlos Venegas (CEO)

Deja una respuesta

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies